DIARIO DEL HERBARIUM

EDITORIAL ENERO 2020

¿Qué sembrar en enero? Aunque el calendario nos indica una larga lista, es bueno saber que dependerá mucho de donde tengamos nuestra huerta. En estos calores de pleno verano, una huerta en la zona costera, tendrá muchas más probabilidades y alternativas que una en plena zona central. Las temperaturas son más extremas en los valles centrales que en los valles costeros. La humedad ambiental también varía radicalmente. Ambos factores inciden en la germinación de la semilla y en el desarrollo de la planta. Por otro lado, aunque el calendario indique por ejemplo, que podemos sembrar tomates, melones y sandías en enero, si eventualmente estas semillas pueden germinar y empezar su desarrollo folicular, difícilmente tendrán los días (horas luz y temperatura) necesarios para poder desarrollar sus frutos a plenitud, por lo que no recomiendo hacerlo en la zona central (solo hasta noviembre) pues implica una pérdida de tiempo y agua que no dará frutos. Un cultivo que no falla y que es tremendamente versátil es el poroto. Divertido en su loco crecimiento, llenará de verde la huerta y también de flores (rojas, rosadas, blancas; dependerá de la variedad) y nos entregará generosamente primero el poroto verde, luego el granado y finalmente el de guarda para nuestra despensa de invierno.

Todo en la misma mata! También es una opción la siembra del zapallito italiano que sí alcanza a germinar y crecer y nos dará sus frutos hasta bien entrado el otoño. Personalmente (pre cordillera de la zona central), prefiero no sembrar ni lechugas ni acelgas en esta época, porque aun cuando germinen, con el calor se suben y amargan rápidamente. Para mis ensaladas recojo la fiel y generosa acedera (puede reproducirse por división en otoño y primavera) y algunas hojas de mis acelgas plantadas en primavera. A fines de febrero, con los días algo más cortos, hago mi siembra de ensaladas de hojas verdes que repicaré en marzo y cosecharé durante el otoño, invierno y primavera. Si su huerta está en la zona costera, o en el sur, con mayor humedad ambiental, haga los almácigos que indica el poster. No debe faltar el riego diario, una buena protección contra los pájaros y un desmalezar constante.

Finalmente, observe aquellas plantas que están produciendo semilla como lechugas, rabanitos, rúcula, kale, calendula, aquilegia, cilantro, etc. Recoja cuando estén maduras, asegúrese que estén secas, guarde en sobres de papel y rotule (nombre, fecha, color de floración, procedencia). Son su tesoro para continuar la magia del cultivo orgánico las próximas temporadas. Gran comienzo de año para todos!

Un abrazo desde el jardín,
Marie