volver

 

 

VIOLETA                           

Se dice que Júpiter creó las violetas en la tierra como alimento para Io, su amante, a quien él había convertido en una cabra blanca para protegerla de los celos de Juno, su esposa. Los griegos usaban coronas de violetas y la  tomaban medicinalmente para inducir el sueño, consolar el corazón, tranquilizar la rabia y curar mareos y cefaleas. También cuenta la leyenda que violetas crecieron donde Orfeo dormía y que la flor era un símbolo para Atenas, donde los atenienses usaban coronas de violeta en sus fiestas y celebraciones. No menos románticos son los cuentos de nuestra era, siendo el ramito de violetas una señal de amor entre Napoleón Bonaparte y Maria Luigia, su segunda esposa y convirtiéndose después en su emblema político. Maria Luigia, duquesa de Parma (1816 a 1847) adoraba las violetas y se dedicó a su cultivo en el Jardín Botánico y en el jardín de su residencia de verano en Colorno. Era tanto su amor por esta especie que sus cartas las escribía con tinta violeta y firmaba con el dibujo de sus flores. El perfume “Violeta de Parma” fue creado para ella por los monjes del Monasterio de la Annunciata, quienes luego de mucha investigación, paciencia y trabajo lograron destilar la esencia de hojas y flores de la violeta consiguiendo un perfume idéntico al de la flor. 

En Toulouse, Francia, en la época de los trovadores, se daba un ramito de violetas como premio a la mejor poesía, y en el sur de Alemania, durante el medioevo se celebraba con bailes el encuentro de la primera flor de violeta en la primavera, a fines de marzo. Se sabe que ha sido cultivada por más de dos mil años. En el lenguaje de las flores, simboliza Constancia y Humildad.

Cultivo
De la familia de las violáceas, la violeta se multiplica de semilla, por estolones o por división radicular. Prefiere tierra rica y húmeda pero con buen drenaje. La sombra parcial es lo ideal en su cultivo, pero soporta algo de sol en climas frescos. Nativa de Asia, el norte de África y Europa, crece hoy en día en prácticamente todo el mundo. Es una planta de crecimiento bajo, buen cubre suelo, borde,  o para plantar debajo de rosales, donde dará sus flores mientras las rosas están en receso y luego en el verano gozarán de la sombra que éstas le provean. Sus hojas son simples en forma de corazón, sus flores son  muy  aromáticas , de cinco pétalos sobre pedúnculos largos, de color violeta, rosado o blanco y aparecen a finales del invierno y en la primavera. Ha sido cultivada por más de dos mil años.

Constituyentes
Saponinas, un glucósido, ácido salicílico, mucílago, vitamina C, un alcaloide odoratine. Aceite esencial que contiene ionina o irona y que le da el aroma característico.

Usos
( Flores y hojas secas, flores frescas y raíces secas) Es purgativa, hipotensora, diurética, expectorante y mucolítica. Emética y antiséptica. Las hojas y flores son usadas para el tratamiento de catarros crónicos y bronquitis. También se usa como gargarismo para las afecciones de la mucosa bucal. Las flores se usan para colorear medicamentos; confitadas en repostería y son  muy aprovechadas en perfumería y potpourri. La tisana de flores y hojas es muy tranquilizante. La flor seca prensada, se usa en arreglos decorativos.

 

Marie Arana, copyright de Trilogía Herbarium, 1988.


Avenida José Arrieta 9960, Peñalolén, Santiago de Chile - Teléfono: (56 2) 2279 7087 - e mail: herbario@herbarium.cl   facebook


Los jardines, el vivero y el taller del Herbarium están abiertos al público de lunes a viernes entre las 8 y 17 horas.
Entrada liberada. Cerrado sábado, domingo y feriados.
Formas de pago: cheque, efectivo, tarjeta de crédito o de débito.
El Herbarium es un espacio amable y accesible para silla de ruedas y coches de niño.
Estacionamiento dentro del lugar.


© El contenido de este Sitio Web está protegido por el derecho de autor. Se permite la copia parcial citando a la fuente (herbarium.cl)
Traducciones hechas por Amero Communications, info@amerocommunications.com